Cromosomas sexuales y salud: las ventajas genéticas de ser XX

El sexo en los humanos está determinado por los cromosomas X e Y. Tener los cromosomas XX implica ser mujer, y tener los cromosomas XY implica ser hombre. Pero si te digo que los cromosomas X tienen más genes, ¿eso quiere decir que las mujeres tienen más genes que los hombres? ¿Y eso puede afectar de algún modo a la salud? Por otra parte, ¿se puede vivir con más cromosomas X?

Pues hoy voy a resolverte esas dudas. Voy a presentarte al mecanismo de compensación de dosis génica, y también veremos si tener más de un cromosoma X tiene ventajas para la salud.

Aquí tienes el pódcast por si prefieres escuchar en lugar de leer. 

¡Empecemos!

Compensación de dosis génica

En 1949 se vio por primera vez el llamado “corpúsculo de Barr”. En el núcleo de una célula de la mucosa bucal se observó una condensación que tenían las mujeres pero que los hombres no tenían. Sin embargo, hasta 1961 no se encontró la explicación a que podía ser.

Mary Lyon fue la persona que en 1961 propuso la teoría de que el corpúsculo de Barr era un cromosoma X inactivado, y se propuso como el mecanismo que compensaba la dosis genética entre sexos.

Corpúsculo de Barr señalado con una flecha. XY: hombre; XX: mujer.

Así que, aunque las mujeres tienen dos cromosomas X, a nivel funcional tienen un cromosoma X en cada célula como los hombres.

¿Cómo ocurre esto? Pues durante el desarrollo embrionario, al azar, se inactiva un cromosoma X en cada célula.

Hay un gen fundamental para que pueda ocurrir, el gen XIST. Este gen se activa en el cromosoma que va a ser inactivado y desencadena mecanismos que hacen que la estructura del cromosoma cambie. El resultado es que se condensa.

Como consecuencia, los genes que contiene no pueden funcionar porque no están accesibles a las moléculas que se encargan de poner en marcha sus “instrucciones”. Si te interesa entender más esta parte puedes encontrar más información en los posts: 

El adn: qué es y para qué sirve 

De genes a proteína: el viaje de la información genética

Esta inactivación se mantiene de por vida. Además cuando una célula se divida, las células hijas mantendrán el mismo cromosoma inactivado que la célula de la que proceden.

Sin embargo, no se silencian el 100% de genes que tiene el cromosoma, sino que entre el 15-20% de genes permanecen activos. Por eso, las personas con más cromosomas X (mujeres con más de dos, hombres con más de uno), no tienen un “fenotipo normal”. Quédate con esta idea de momento, y más adelante te explico con detalle qué quiere decir esto.

¿Tiene implicaciones para la salud el hecho de tener más de un cromosoma X?

Pues sí, las mujeres están más protegidas respecto a sufrir enfermedades relacionadas con el cromosoma X y de desarrollar cáncer.

Veamos esto con más detalle.

Las mujeres tienen menos riesgo de sufrir enfermedades que se deben a genes que están en el cromosoma X, por el hecho de tener dos cromosomas X y de que uno se inactive.

Si alguno de los cromosomas X es portador de una mutación que causa una enfermedad, las mujeres tienen otro cromosoma sin esa mutación que podrá contrarrestar el efecto negativo. En cambio, los hombres solo tienen un cromosoma X, y si tiene alguna mutación pues no hay otro que pueda compensar el defecto.

Por eso, las enfermedades ligadas al cromosoma X  se presentan en los hombres; y en el caso de que afecten a alguna mujer, son menos graves.

Unos ejemplos son el subtipo del síndrome de la inmunodeficiencia combinada severa ligado al X, la distrofia muscular de Duchenne y la distrofia muscular de Becker.  

Por otra parte, está el caso del síndrome de Rett que se debe a una mutación en el cromosoma X y que se presenta mayoritariamente en mujeres. ¿A qué se debe esta paradoja? Pues a que se origina por una mutación tan grave que los hombres que la tienen no pueden vivir con ella. Por eso, si un hombre la tiene puede no llegar a nacer o morir al poco tiempo de haber nacido.

Respecto al cáncer, es más frecuente en hombres que en mujeres, sin embargo hasta 2016 no se había encontrado la causa molecular de esta diferencia entre sexos. Un estudio de ese año, dirigido por el Dana-Farber Cancer Institute reveló que esta diferencia puede deberse a genes del cromosoma X que no se inactivan. (Puedes leer más sobre este tema en genotipia).

En el apartado anterior te he comentado que hay entre un 15-20% de genes que permanecen activos en el cromosoma X inactivado.  Pues entre estos genes se encuentran genes supresores de tumores. Por ello, las mujeres tienen dos copias activas de estos genes y los hombres una.

Los genes supresores de tumores son como guardianes. Se encargan de asegurar que las células que se van a dividir para formar células hijas tengan un ADN sin mutaciones graves. Si detectan que hay mutaciones graves, hacen que la célula entre en apoptosis, que es un mecanismo de muerte celular.

¿Pero qué ocurre si estos genes guardianes son los que tienen mutaciones? Pues que aumenta el riesgo de desarrollar cáncer, porque si no llevan a cabo su función correctamente, se dejaría vivir a células con mutaciones graves.

Entonces, las mujeres por el hecho de tener dos copias activas de los “guardianes”, aunque una esté mutada, tendrán otra que puede seguir desarrollando su función correctamente. Digo copias activas, porque aunque un cromosoma X se inactive, estos genes guardianes permanecen activos.

En cambio, los hombres solo tienen una copia porque solo tienen un cromosoma X, si ésta deja de funcionar como es debido, no tienen otra que pueda actuar por las dos.  

Los genes supresores de tumores actúan como guardianes del ADN, impidiendo que se dividan células con mutaciones graves en el ADN.

¿Tener más cromosomas X es posible y protege todavía más?

Sí, es posible tener más cromosomas X. Pero como todo en la vida ningún extremo es bueno, así que tener más, no es ventajoso e incluso puede perjudicar la salud.

Si se da el caso de que una persona tenga más cromosomas X (mujeres más de dos, hombres más de uno), se inactivarán todos menos uno. Se puede vivir con ello, pero las personas tendrán rasgos característicos.

¿Y sería hombre o mujer? Pues dependiendo de si tiene cromosoma Y o no, si lo tiene será hombre independientemente de los X que tenga.

Antes te he dicho que las personas con más cromosomas X de los que les corresponde según su sexo, no tienen un “fenotipo normal”. De forma simplificada, el fenotipo son los rasgos de una persona y las personas con más cromosomas X tienen rasgos distintivos.

Por ejemplo, un hombre XXY tendrá el llamado “síndrome de Klinefelter”. Muchos pueden no saberlo hasta que son adultos porque no presentan signos o son muy leves. Algunos son estatura alta y cuerpo menos musculado, huesos más débiles, retraso de la pubertad o pubertad incompleta, o síntomas relacionados con habilidades sociales o lingüísticas.  

En caso de tener un cromosoma X más, sería un hombre XXXY. Aquí ya hay síntomas más marcados. Hay un déficit intelectual moderado, alteraciones en los genitales, dismorfismo facial como nariz chata, cuello corto o asimetría, entre otros. Con la edad pueden aparecer otros síntomas como obesidad, problemas de conducta y retraso en el lenguaje.

También puede haber mujeres XXX, y tendrán el “síndrome triple X”. Generalmente son más altas, y aunque tengan una inteligencia normal pueden tener problemas en el lenguaje y el habla que ocasionen retrasos en habilidades sociales y en el aprendizaje.

Así que ser mujer con dos cromosomas X, disminuye el riesgo de tener enfermedades asociadas a este cromosoma y protege frente al cáncer. Sin embargo, tener más cromosomas X puede causar complicaciones en la salud que pueden ser tan leves que la persona afectada no sabe que lo tiene. Aunque, cuantos más X más se van acentuando los signos y síntomas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *