Historia del ADN

Principales hitos que han permitido descifrar el “Libro de la vida”

Hoy 25 de abril, ¡es el día mundial del ADN! Se celebra este día en conmemoración de la publicación de su estructura de doble hélice. Por eso ¿qué mejor día para contarte los principales acontecimientos de la historia del ADN?

La historia del “libro de la vida” empieza en 1869 con su descubrimiento, y sigue hoy en día con avances que aportan nuevos conocimientos de forma continua.  

Prácticamente cada día hay nuevos artículos científicos relacionados con la genética que abren la puerta a nuevas investigaciones. Pero esto no sería posible sin los grandes descubrimientos del siglo XX. 

Veamos algunos de los principales hitos en esta fascinante historia, gracias a la cual hoy en día disponemos de información vital para nuestra salud y calidad de vida.

Estructura

El ADN o ácido desoxirribonucleico fue descrito por primera vez por Johan Friedrich Miescher en 1869. 

En este momento se describió como una molécula rica en fosfatos que se encontraba en el núcleo de las células. Sin embargo este descubrimiento no se consideró relevante. Sí, has oído bien, no se consideró relevante. 

Hubo que esperar hasta 1919 a que Phoebus Aaron Theodore Levene hiciera nuevos hallazgos sobre su estructura. Gracias a sus estudios se pudo conocer que el ADN estaba formado por nucleótidos, desoxirribosa y fosfato. Curiosamente, todos estos años se pensó que esta molécula era un tipo de proteína.

Johan Friedrich Miescher

La gran revolución llegó en 1953 cuando James Watson y Francis Crick describieron la estructura de doble hélice del ADN. Por ello recibieron el Premio Nobel de Medicina en 1962 junto con Maurice Wilkins, compañero de Rosalind Franklin. 

Rosalind Franklin fue fundamental en este descubrimiento aunque su mérito no fue reconocido. Ella consiguió una imagen del ADN mediante difracción de rayos X.  

Este descubrimiento junto con otros posteriores, llevaron a la conclusión de que el ADN no era una proteína, sino que era la molécula que permitía que las proteínas se fabricaran.

Izquierda: James Watson y Francis Crick. Derecha: Rosalind Franklin y la imagen del ADN con difracción de rayos X.

Secuencia

La secuencia del ADN es el orden de los nucléotidos que lo componen (que si recordáis son la adenina, guanina, citosina y timina. Sino sabes a qué me refiero puedes encontrar más información en mi post «El ADN qué es y para qué srive»). Este orden puede ser descifrado con las técnicas de secuenciación.  

En 1977 Frederick Sanger dio a conocer el método de secuenciación Sanger, por el cual recibió su segundo premio Nobel de Química. 

Este método actualmente se sigue utilizando, aunque con mejoras que han permitido automatizarlo. Con la secuenciación Sanger se consiguió secuenciar el primer genoma completo, el del bacteriófago Phi-X174, lo cual fue fundamental para el proyecto del genoma humano.

Actualmente existen métodos de secuenciación masiva (Next Generation Sequencing) que permiten obtener millones de secuencias a la vez. Estas técnicas están permitiendo acelerar los descubrimientos en genética de forma extraordinaria.

Frederick Sanger

El proyecto del genoma humano se inició en 1990 y se terminó en 2003. Su inversión superó los 3.000 millones de euros y permitió obtener la secuencia completa del genoma humano. 

«Tenemos la primera edición del libro de la vida, que estará en bases de datos públicas abiertas a todo el mundo, para ser usadas durante décadas y siglos», anunció Francis Collins al completar el proyecto, director del proyecto durante 9 años. 

Este hecho de la historia del ADN supuso el inicio de una etapa revolucionaria en la investigación biomédica.

Por otra parte, estos logros en secuenciación no habrían sido posibles sin la famosa técnica de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR por sus siglas en inglés), desarrollada en 1986 por Kary Mullis

Está reacción hace posible copiar millones de veces los fragmentos del ADN que nos interese conocer, basándose en el proceso que ocurre en nuestras células de forma natural para llevar a cabo la replicación del ADN.

En la actualidad se utiliza casi de forma rutinaria en los laboratorios de biología molecular aunque con modificaciones que la adaptan a los diferentes objetivos que se pretendan alcanzar. 

Kary Mullis

Replicación

Para acabar con este breve repaso de la historia del ADN, quiero contarte otro hito imprescindible para que hayamos llegado a saber tanto del ADN.

La replicación es el proceso que lleva a cabo el ADN para copiarse antes de que una célula se divida, así las células resultantes de esta división tienen la misma información genética. 

Arthur Kornberg descubrió a finales de los años 50 la ADN polimerasa, una enzima capaz de copiar la secuencia de ADN (replicación). Utilizando esta enzima fue capaz de producir en un tubo de ensayo una molécula de ADN totalmente funcional. 

Por estas investigaciones recibió el premio Nobel de Medicina junto con Severo Ochoa que fue su maestro. 

Sus posteriores investigaciones continuaron aportando nuevos conocimientos sobre este proceso. Por ejemplo que para el inicio de la replicación se necesita un ARN (ácido ribonucleico) iniciador. 

Sin estos avances no habría sido posible diseñar la técnica PCR tan fundamental en la investigación genética.

Arthur Kornberg

La historia del ADN ha sido imprescindible para llegar a todo lo que conocemos hoy en día sobre genética y para seguir avanzando. 

Pese que en sus inicios no se consideró importante, el hecho de seguir investigando permitió descubrir su grandísima relevancia. 

Actualmente los estudios sobre el ADN se centran en conocer más detalles sobre su secuencia, sus mecanismos para regular el funcionamiento de las células, y su implicación enfermedades. Todas estas investigaciones permiten abrir puertas al mundo de la medicina personalizada.

2 respuestas a «Historia del ADN»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *